Saltear al contenido principal

NACE FUNDACIÓN DE MEDICINA Y EDUCACIÓN SOLIDARIA DE AMCI PARA CONTRIBUIR CREANDO ESPACIOS CARDIOPROTEGIDOS

Escuelas de Fútbol y Corporación de Deportes de Ñuñoa recibieron 2 desfibriladores y capacitaron a 12 instructores y paramédicos, en técnicas de reanimación cardiorespiratoria y uso de tecnología de emergencia. Más de 250 niños, 12 clubes de fútbol y 2 mil usuarios diarios del polideportivo, serán protegidos con esta donación que marca el hito de nacimiento de nuestra Fundación.

Con el propósito de generar espacios cardioprotegidos en todos los segmentos, la Fundación de Medicina y Educación Solidaria de AMCI -Agrupación de Médicos Clínica Indisa-, donó 2 desfibriladores y capacitó con apoyo de DEAChile a 12 paramédicos e instructores deportivos de las Escuelas de Fútbol Ñuñoa, la Asociación de Fútbol Ñuñoa (12 clubes) y la Corporación de Deportes de Ñuñoa. El donativo tuvo lugar el sábado 20 de octubre, en el Estadio Nacional, y contó con la participación de autoridades municipales encabezadas por el alcalde Andrés Zarhi, médicos donantes y cientos de niños integrantes de las escuelas de fútbol.

Según la última Encuesta Nacional de Salud (ENS), Chile evidencia una alta prevalencia de Factores de Riesgo Cardiovascular y un elevado nivel de morbilidad por enfermedades crónicas. Algunos ejemplos de altas prevalencias son: hipertensión (27,6%), dislipidemia HDL (46%), obesidad (34,4%), diabetes mellitus (12,3%), tabaquismo (33,4%), consumo excesivo de sal (98%), bajo consumo de frutas y verduras (85%), sedentarismo de tiempo libre (87%). De estos factores de riesgo cardiovascular, solo el tabaquismo logra una reducción, el resto se mantiene o aumenta en relación a ENS 2010; elevando la probabilidad de infartos y sobrevivientes de eventos agudos.  Si bien la población adulta mayor es la de mayor riesgo, también ha habido casos de niños y jóvenes, e incluso deportistas, que han experimentado accidentes de este tipo, que con la debida tecnología e instrucción, podrían ser atendidos oportuna y adecuadamente.

Este escenario ha incentivado a más de 500 médicos representados en la Agrupación de Médicos Clínica Indisa (AMCI), creando la Fundación de Medicina y Educación Solidaria, que busca instalar capacidades, tecnologías y educar a la comunidad, en la prevención y atención de accidentes cardiovasculares. A través de la donación de 2 desfibriladores externos automáticos (DEA), se capacitó en octubre a 12 instructores, profesores de educación física y paramédicos de apoyo, acerca de técnicas de reanimación cardiorespiratoria y uso de tecnologías de punta.

La Fundación de Medicina y Educación Solidaria de AMCI tiene la misión de contribuir solidariamente a mejorar el acceso y la calidad de la atención médica, desarrollar un programa de capacitación solidaria en salud para comunidades escolares  y crear ambientes cardioprotegidos. Nuestro propósito fundamental se plasma en la contribución, acción y compromiso para mejorar la calidad de vida de nuestra sociedad chilena,  mediante la educación y la medicina.

El Dr. Marcelo Acevedo, presidente de la Fundación, señaló: “Nuestro propósito fundamental se plasma en la contribución, acción y compromiso para mejorar la calidad de vida de nuestra sociedad chilena,  mediante la educación y la medicina. Entregar equipamiento asistencial y tecnología apropiada, sumado a la capacitación de los profesionales y técnicos a cargo de las actividades deportivas de la comuna, sin duda ayudará a transmitir confianza y tranquilidad a los usuarios de los servicios, clases y espacios recreativos”.

Para Marcelo Pacheco, Director Escuelas de fútbol de Ñuñoa, “la verdad es que esta donación de desfibrilador será de gran ayuda para la prevención y el cuidado de accidentes cardiovasculares en nuestra escuela de fútbol.  Es realmente una gran iniciativa pensando en todos los niños y jóvenes que participan de nuestra escuela.  A partir de ahora estaremos más tranquilos, ya que tendremos protección en casos de emergencias”.

Por su parte, Cesar Vaccia, Director Ejecutivo de la Corporación de Deportes de Ñuñoa, agradeció la iniciativa y comentó: “Estamos muy contentos y agradecidos de la Fundación de Medicina y Educación Solidaria de AMCI por darnos la oportunidad de acceder a este beneficio que nos permitirá estar protegidos y capacitados en caso de tener alguna emergencia cardíaca.   Por nuestro Polideportivo, circulan y hacen deporte más de dos mil personas diarias, de las cuales muchas son adultos mayores, por lo que este DEA nos permitirá reaccionar y poder salvar vidas en caso de ser necesario”.

La actividad contó con una estación de capacitación en vivo de los 3 pasos básicos de reanimación cardio respiratoria, con apoyo de simuladores y fantomas, además de los equipos de desfibriladores externo automático (DEA) y la participación de niños y del mismo alcalde de la comuna.