Dr. Gonzalo Mencía, Tesorero de AMCI: Me siento absolutamente identificado con Indisa

Gonzalo Mencía, Tesorero de AMCI

A pocos días de casarse y responsable de la tesorería de AMCI, Gonzalo confiesa que ha dejado casi todas sus actividades laborales para dedicarse a la anestesiología en nuestra clínica, elogiando un clima laboral que procura la calidad y la transparencia.
Egresado de la Universidad de Chile, nieto de un practicante que emigró desde España a Balmaceda (XI Región), el doctor Gonzalo Mencía trabaja cada día en lo que siempre quiso hacer. La medicina fue su vocación desde siempre y a sus 42 años, se desempeña como anestesiólogo de tiempo completo en Indisa. Este año se incorporó al directorio de AMCI como tesorero y desde ahí mira con optimismo, y una buena cuota de ambición, el futuro de la Agrupación.

 
¿Cómo es eso de la herencia de la medicina?
(Se sonríe). Vengo de una familia muy unida, en la que mi abuelo, un español que llegó a Chile buscando paz en plena guerra civil, se enamoró de una chilena veinte años menor y se ganó la vida como practicante, recorriendo lugares remotos para asistir a los colonos de la Patagonia bajo condiciones climáticas adversas y recorriendo grandes distancias solamente acompañado por su caballo. Si bien el murió antes de que yo naciera, su historia me acompañó durante mi infancia.
 
¿Cuáles fueron sus inicios como médico?
Egresé en 1996 y trabajé en el sector público, específicamente en anestesiología pediátrica en el Hospital Exequiel González Cortés y luego en el Calvo Mackenna. Desde esos inicios, me preocupé en desarrollar lo que hoy es mi principal fortaleza, más allá de lo técnico en anestesia…la sensibilización en función del paciente. Me gusta dedicar tiempo a la persona que estamos tratando, a darle alivio, confianza y tranquilidad, de forma que deje de ver a este mundo clínico como algo frío y despersonalizado.
 
¿Y cómo llega esa sensibilidad a Indisa?
Fue en el 2003, cuando un colega me ofreció venir a Indisa y desde entonces la hice mi casa. Hoy he dejado casi todas mis actividades laborales para dedicar mi tiempo a este establecimiento y así fue como también me involucré desde esos años en AMCI. Ha sido una decisión acertada la de llegar, ya que siento que esta clínica ha sabido integrar la salud pública a la privada, preocupándose de entregar buen servicio a los pacientes con tecnología de calidad y altamente segura. En esta clínica atendemos a recién nacidos que apenas alcanzan los 400 gramos de peso hasta personas de 100 años, por tanto la tecnología debe estar a la altura de los desafíos y las responsabilidades que implica trabajar al límite. Y sobre mi sensibilidad…creo que hemos logrado conformar un equipo humano con altos estándares éticos y con la disposición para atender los requerimientos de cada paciente, como eje fundamental de todos nuestros procedimientos.
 
¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Me encanta estar en contacto con el medio ambiente y disfruto mucho andar en bicicleta. También me gusta compartir un asado junto a amigos y familia. Creo que el cariño es lo que alimenta el alma y ésta es el motor para dedicarnos con amor en todas nuestras facetas.
 
Recientemente supimos que contrajo matrimonio ¿cómo asume esta nueva etapa?
Es seguir con lo que ya habíamos construido y hacer familia. A Claudia la conocí hace seis años acá en Indisa, en la espera de un trabajo de parto. En adelante sólo quiero disfrutar del amor que nos tenemos y que pronto lleguen hijos.
 
¿Cómo proyecta a la AMCI?
Hoy veo a la AMCI con la necesidad de fortalecer su nombre y el prestigio del cuerpo gremial ante la clínica, de manera de conducir buenos proyectos orientados a favorecer el desarrollo de los médicos en Indisa. Todos buscamos que se mantenga el desarrollo, la calidad y la buena medicina, así como el desarrollo de actividades académicas. Todavía queda mucho por hacer, pero eso es lo que nos mueve en el directorio…los desafíos.
 
¿Qué mensaje le daría a los médicos que aún no se asocian a AMCI?
Que se incorporen con confianza, ya que todo el esfuerzo que hacemos persigue mejorar la calidad del trabajo, considerando que esta es nuestra segunda casa y familia. La idea es ser proactivos y bregar todos juntos para que Indisa siga creciendo y junto a ella los médicos. Hay muchos planes en el tintero y estoy confiado en que van a prosperar. Me siento absolutamente identificado con Indisa y tengo el compromiso de colaborar para sacar adelante los proyectos de nuestro directorio, ya que todos ellos se traducirán en mejores condiciones y bienestar para todos los socios AMCI.