“Hicimos una alianza público-privada que nos permitió ser pioneros en cirugía robótica pediátrica en urología”

Dr. Raúl Ramírez, Cirujano Infantil, Urología Pediátrica Clínica Indisa
Equidad en el acceso a la salud de punta, ya sea en el sector público o privado, es el desafío que mueve a este médico y a su equipo. Hace ya dos años que su Unidad en Indisa realiza cirugía robótica en uropatías obstructivas pediátricas, incluyendo, en ocasiones pacientes del Hospital Roberto del Río, en una alianza que derriba obstáculos y que alimenta el compromiso social efectivo y la innovación en salud.
[dropcap color=”color”]C [/dropcap] on más de 27 años en el desempeño de la medicina, el Dr. Raúl Ramírez ha sido gestor y testigo de los innumerables avances de la tecnología en la cirugía de urología pediátrica, innovaciones que en su opinión han agregado valor en un doble beneficio, tanto para el paciente como para el médico tratante.
El doctor Ramírez se formó como cirujano infantil en el Hospital Roberto del Río, en la década de los 80; luego, la especialidad de Urología Pediátrica la realizó en el Hospital Exequiel González Cortés, el Hospital Italiano de Buenos Aires, y el Hospital Jackson Memorial y Miami Children, en Estados Unidos. Por una década se dedicó a la urología en el Hospital de Niños Exequiel González Cortés, donde también se especializó en trasplantes y laparoscopía pediátrica, y en el año 2002 asumió la jefatura de Urología Pediátrica en el Roberto del Río, cargo que mantiene hasta el día de hoy y actividad a la que sumó -en 2006- su desempeño como especialista en Clínica Indisa.
El Dr. Ramírez explica que por una inquietud de los médicos que integran la Unidad de Urología Pediátrica de Indisa y el compromiso incondicional de los directivos de la Clínica, hace dos años se especializaron en cirugía robótica para el tratamiento de uropatías obstructivas. Con ese propósito, gestionaron una alianza público-privada, entre Indisa y el Hospital Roberto del Río, con la finalidad de disminuir las listas de espera de este tipo de cirugías y atenderlas en el sector privado, en forma acotada. “Para ello realizamos un workshop con invitados extranjeros, y la Clínica nos proporcionó recursos e infraestructura, mientras que nos ocupábamos de seleccionar a los pacientes del Hospital y las familias agradecieron la iniciativa. Fue una experiencia maravillosa que nos ayudó a solucionar parcialmente el todavía vigente problema de acceso inequitativo a la salud de calidad en Chile; y de paso, hicimos una alianza público-privada que nos permitió como Clínica, ser pioneros en cirugía robótica pediátrica en urología”, puntualiza el médico.
El Dr. Ramírez señala que las ventajas de esta cirugía se resumen en que la intervención es mínimamente invasiva y eso mejora los tiempos de recuperación, disminuye el dolor post operatorio y reduce las posibilidades de complicaciones asociadas. Asimismo, para el médico cirujano, la tecnología se convierte en un gran aliado, aumentando su seguridad y precisión.
“Si bien estos pilotos son muchas veces iniciativas aisladas exitosas, como Unidad de Urología Pediátrica, estamos haciendo esfuerzos para que la alianza perdure, aún conscientes de los recursos y las decisiones políticas de las que depende”, añade el especialista.
En Chile, señala el Dr. Ramírez, no hay nada que envidiar de la medicina de Estados Unidos y Europa. La tecnología está en menor escala, pero la gran piedra tope es el acceso equitativo de los usuarios de la salud pública. Del mismo modo, asegura el experto, existe buen capital humano formado y en el caso de su Unidad, la Clínica ha permitido explotar la experiencia de la robótica en cirugía y avanzar en su desarrollo. “Nuestro equipo ha expuesto los resultados de este logro en numerosos congresos e incluso los fabricante del robot, en algún momento nos dijeron que nuestro equipo clínico era el que había hecho más cirugías urológicas pediátricas en  el año 2011 en todo el mundo”, agrega el Dr. Ramírez. Esta experiencia fue presentada en varios congresos de la especialidad, tanto a nivel local como internacional.
El médico explica que antes de innovar, han logrado consolidarse como equipo médico y han complementado su trabajo con el tratamiento integral de cada paciente, de la mano de otras especialidades de Indisa como son pediatría, cirugía, UCI, neonatología y nefrología. Una muestra de innovación, liderazgo, trabajo integrado y una buena cuota de solidaridad.