Saltear al contenido principal

EXITOSA CAMINATA FAMILIAR DISFRUTARON PACIENTES BARIÁTRICOS DE INDISA

Con más de 60 participantes entusiastas y una mañana soleada, el pasado 17 de noviembre, se realizó la sexta “Caminata Familiar” organizada por el Centro de Nutrición y Cirugía Metabólica de Clínica Indisa, convocando a pacientes bariátricos y sus familias, así como profesionales del equipo de trabajo de nuestra clínica, incluyendo a cirujanos, nutricionistas, psicólogos y kinesiólogos, también con sus familias, todos comprometidos con la promoción de hábitos de vida saludable y la actividad física.

El objetivo principal de nuestro Centro, en sus distintas áreas de acompañamiento hacia los pacientes, es a partir de conocerlos en sus distintas necesidades, así como a su entorno y redes sociales y convivenciales donde se insertan, para luego intervenir y ayudar a propiciar cambios esperados por ellos  respecto a esta nueva relación con su alimentación, su reconocimiento, y ejercicio, antes, durante, y después de operarse.  Es así como  la intervención deriva a un cambio, bio-psico-social permanente del paciente, donde el mantener su  autocuidado, conciencia y bienestar físico, mantendrá una constante mejora en su calidad de vida.

Así también, nuestro Centro no solo cuenta con un programa de intervenciones profesionales para cirugía bariátrica, donde se practican dos tipos de cirugías: by pass gástrico y manga gástrico, sino también, el procedimiento de Balón intragástrico, y, para quienes desean bajar de peso con acompañamiento profesional, pero sin cirugía ni procedimiento, contamos con Programa Balance Integral.

Paula Ortiz, coordinadora y Orientadora y Terapeuta Familiar del Centro de Nutrición y Cirugía Metabólica, comentó que la actividad se realiza cada año y consiste en una caminata al cerro San Cristóbal, incluyendo el apoyo dirigido de un grupo de kinesiólogos especializados en este perfil de pacientes, desde adolescentes hasta adultos mayores, todos acompañados por familiares y amigos. “La familia es un apoyo fundamental, es nuestro primer nicho de aprendizaje, de autoconfianzas, de educación, y de afectos; cumple un rol crucial para acompañar, fortalecer, y sumarse en apoyar los cambios de los pacientes, incluyendo su alimentación y actividad física, y qué mejor que aprovechar espacios colectivos gratuitos que mejoran tanto la relación y cuidado propio, como del entorno socio-efectivo”.

Por su parte, Erika Troncoso, kinesióloga del Programa de Rehabilitación del Centro de Nutrición y Cirugía Metabólica de Indisa, destacó la importancia de involucrar nuevos hábitos saludables en familia, como parte del proceso de recuperación de pacientes sometidos a cirugías metabólicas. “Durante el año, además de esta caminata, se realizan diversos talleres educativos orientados a este fin, demostrando que la actividad física de mediana intensidad como parte de la rutina de vida en familia, ayuda no solo a mejorar los resultados de una cirugía bariátrica, sino a consolidar sus resultados en el largo plazo y mejorar la comorbilidad de los pacientes, permeando a todos los miembros de su grupo familiar”, precisó Troncoso. La especialista aseguró que es muy importante ampliar las posibilidades de que todos aprendan que actividades simples del día a día, rompen con el sedentarismo con tan solo 20 minutos diarios; y que sumado a una buena educación, permite que cada persona vaya conociendo su organismo, sus capacidades y respuestas ante el esfuerzo físico y cardíaco.

El grupo participante se dividió y monitoreó a lo largo de la subida, para luego detenerse en una verde planicie para realizar ejercicios respiratorios y de flexibilidad, además de compartir en un entorno natural. Al cierre de la caminata se distribuyeron snacks saludables y material educativo.

El Centro de Nutrición y Cirugía Metabólica cuenta con servicios de medicina física, salud mental y nutrición. A partir de los 15 días tras la cirugía, los pacientes deben iniciar la actividad física para conectarse con su elasticidad, de forma dirigida por kinesiólogos especializados, ello considerando su baja ingesta calórica en su periodo postoperatorio. Dependiendo del IMC de cada paciente, éste baja entre 8 y 12 kilos solo el primer mes y en los meses siguientes, la reducción bordea el 50% de la baja inicial.

Según el Dr. Alberto Pérez Castilla, Jefe del Centro de Nutrición y Cirugía Metabólica, “las actividades gratuitas realizadas cada año para nuestros pacientes y sus familias, obedece al compromiso del tratamiento que como equipo y Clínica se pretende mantener hacia los pacientes, y junto a ello, reconocer su entorno, sus necesidades, sus dificultades,  y reforzar tanto la confianza que ellos depositan en nuestro equipo, como la que tenemos nosotros en ellos, otorgándoles un espacio que los acoge a todos, no solo en forma individual, o en consultas, sino también como sistema familiar, propiciando actividades de encuentro con otros pacientes y familias que han vivido su mismo proceso”.

El vocero aseguró que el desafío apunta a construir un acercamiento cotidiano con el paciente, acogiéndolo e informándoles, siempre atentos a sus necesidades, y acompañándolo en su proceso de empoderamiento y decisiones respecto a esta nueva  calidad de vida junto a sus familias.  “Su cambio de vida comienza a partir de la decisión de operarse, y solo depende de ellos mantener este autocuidado”, finalizó Pérez Castilla.