Saltear al contenido principal

ESPECIALISTA DE INDISA ES NOMBRADO VICEPRESIDENTE DE LA SOCIEDAD INTERNACIONAL DE UROLOGÍA

En su nuevo desafío desde la Sociedad Internacional de Urología (Société Internationale D’Urologie, con sede en Canadá), espera colaborar en la identificación de las necesidades urológicas específicas de cerca de 130 países, desde los más vulnerables hasta los más desarrollados.

Como “un enorme honor y una gran responsabilidad” define el Dr. Reynaldo Gómez, urólogo de Clínica Indisa y miembro de AMCI, a su reciente nombramiento como vicepresidente de la Sociedad Internacional de Urología (SIU), cargo que por vez primera ostenta un médico latinoamericano y uno chileno.

Durante dos décadas, el doctor Gómez ha trabajado en diversas instituciones y sociedades científicas vinculadas a la urología. Fue Presidente de la Sociedad Chilena de Urología y luego miembro del Directorio de la Confederación Americana de Urología. En 2006 ingresó al directorio de la Sociedad Internacional de Urología (Société Internationale D’Urologie (SIU), con sede en Canadá), sociedad mundial que agrupa a urólogos de mas de 130 países, ocupando diversos cargos a lo largo de los años. Su reciente designación como vicepresidente significa que en 2 años más será presidente de la misma. Esto lo inspira a desarrollar la especialidad y difundir los avances en investigación y cirugía para las patologías urológicas, apoyando aquellos países más vulnerables o con menos especialistas, especialmente en nuestra región Latinoamericana.

Hace 10 años, Reynaldo Gómez trabaja en la Unidad de Urología de Clínica Indisa, la que califica como “unidad líder en Chile y Latinoamérica en la urología reconstructiva”. En este sentido, puntualiza: “Estoy muy honrado de pertenecer al equipo de trabajo que integro en Indisa y sobre todo de los avances a los que nuestros pacientes pueden acceder hoy, solucionando complicaciones derivadas del tratamiento del cáncer, accidentes o traumas, y malformaciones congénitas”.

Desde su ingreso a Indisa se integró a la Agrupación de Médicos de la Clínica y si bien no participa directamente en su directorio, aplaude los logros alcanzados y admira la entrega y el compromiso ad honorem de los diversos médicos que han integrado sus directorios.

El especialista fue formado en la Universidad Católica y se desempeñó durante 34 años en el Hospital del Trabajador en Santiago. Hacia el año 1990, cursó un postgrado de urología reconstructiva en la Universidad de California en San Francisco (UCSF) vinculándose con líderes mundiales que lo impulsaron en su continua especialización. Durante su carrera ha efectuado una gran cantidad de publicaciones en revistas científicas y capítulos en libros especializados del área de la urología reconstructiva. Además, en 2006 fue Presidente de la Genitourinary Reconstructive Surgeons Society (GURS), que es la sociedad mundial de cirujanos especialistas en reconstrucción genitourinaria, a cargo de un programa de postgrado para urólogos ya formados.

En su nuevo desafío como vicepresidente de la SIU señala que espera colaborar en la identificación de las necesidades urológicas específicas de cerca de 130 países, desde los más vulnerables hasta los más desarrollados. “La SIU realiza una labor de educación médica continua y de filantropía apoyando a los colegas que están en los países donde no hay tantos recursos, desarrolla cursos, congresos, talleres de entrenamiento y actualización y promueve el desarrollo de la especialidad efectuando recomendaciones clínicas para mejores políticas públicas en salud”, señala.

Al ser consultado por la realidad chilena en urología, el doctor Gómez asegura que en términos generales en nivel técnico de nuestro país en muy bueno. Asimismo, si bien el número de especialistas es el apropiado de acuerdo a las necesidades poblacionales, el problema está en su distribución, lo que genera dificultades de acceso en los lugares más alejados a los polos de desarrollo en Chile. Además comenta “En este momento los urólogos en Chile se forman con un programa de 3 años, lo que es insuficiente. Es necesario aumentar a 5 años, dado que la urología es una especialidad muy vasta y compleja y se requiere una mayor formación en Cirugía General”, añade el médico.

En Chile, al igual que en el mundo, destaca la patología de la próstata y el cáncer de próstata sigue siendo una importante causa de muerte. En este sentido Indisa ha sido siempre líder y su programa de cirugía robótica fue pionero en Latinoamérica. En opinión del Dr. Gómez, Clínica Indisa cuenta con grandes especialistas de la urología y efectúa permanentemente aportes relevantes a la especialidad y además ha democratizado el acceso a más y mejores intervenciones para chilenos de todos los niveles socioeconómicos.