Debemos promover internamente una visión multidisciplinaria de la salud en beneficio del paciente

 
Liderando un ciclo de charlas sobre patologías psiquiátricas con una mirada holística y tendencias innovadoras como la psicodermatología, el Dr. Amenábar invita a los médicos AMCI a integrar tratamientos de diversas especialidades médicas para dar soluciones integrales.
Hace dos años trabaja en el equipo de psiquiatría de enlace de Indisa, tratando a pacientes de urgencia y hospitalizados, con una alta incidencia de ingresos de personas que han atentado contra su vida. El doctor Matías Amenábar  propone un trabajo multidisciplinario para tratar diagnósticos vinculados entre sí, como es hoy la psicodermatología y el complemento psiquiátrico de enfermedades que afectan a la piel y mucosas como la tricotilomanía, el acné y la alopecía.
matias-amenabarMédico de la Universidad de Los Andes especializado en el Hospital General de Jerez de la Frontera, España, y Master en Psicoterapia Familiar Sistémica, el doctor Matías Amenábar se integró en 2014 a Indisa. Propone un nuevo estado de equilibrio, considerando la capacidad de entender las problemáticas individuales, familiares y/o sociales desde una visión interdisciplinaria, y por ello la invitación a vincular las distintas especialidades y promover actividades de educación abiertas a la comunidad, de forma de educar al paciente y el entorno acerca de las patologías con incidencia psiquiátrica y alertar sobre sus síntomas tempranos para un oportuno y efectivo tratamiento integral.
“Chile es un país con indicadores en alza en enfermedades de salud mental. Las patologías más frecuentes derivan de los trastornos del ánimo, trastornos adaptativos y de ansiedad, y trastornos por consumos de sustancias y drogas. Es nuestro deber dar recomendaciones para comprender mejor estas enfermedades en nuestras familias y entornos de trabajo”, explica Amenábar. Añade con convicción que ha disminuido, afortunadamente, la estigmatización del tratamiento psiquiátrico en Chile y en este sentido precisa: “El acudir al especialista adecuado permite dar solución asertiva y efectiva en menor tiempo y evitar errores que incluso implican la administración de medicamentos que pueden generar adicción”.
Como muestra de esta apropiada visión holística, la psicodermatología estudia patologías cutáneas y psiquiátricas resultantes de la interacción mente-piel, y se relaciona con enfermedades tan variadas como psoriasis, dermatitis atópica, hiperhidrosis, urticaria, prurito o vitíligo. El Dr. Amenábar explica que en 2016 trabajó en red con más de 10 psicólogos y varios médicos dermatólogos y gastroenterólogos entre otras especialidades, y dictó conferencias sobre patologías mentales frecuentes, en un intento por promover e instaurar el trabajo interdisciplinario con foco en la persona.
“Me gustaría que este año, muy en la línea de la formación continua de médicos, la investigación y la extensión del Centro Académico de Docencia e Investigación de AMCI, trabaje en la visión integrada de ciertas patologías. Debemos promover internamente una visión multidisciplinaria de la salud en beneficio del paciente”, enfatiza.
Especializado en psicodermatología, depresión, ansiedad, trastornos de la personalidad, conducta alimentaria, obsesiones y disfunciones familiares; a la fecha, Amenábar cuenta con 17 publicaciones en congresos de psiquiatría internacionales, es el coordinador del Grupo de Formación Continua en psiquiatría y es miembro del Grupo de Estudio delos tratamientos para adicciones y de psiquiatría de enlace de la Sociedad de Neurología yPsiquiatría de Chile.