APRENDIZAJES Y HUMANIZACIÓN EN EL TRATAMIENTO DE PACIENTES QUEMADOS

Desde 2007, nuestra clínica atiende a pacientes con quemaduras, con un total de 847 casos de adultos y niños. Hoy, somos el principal centro de referencia para GES en quemaduras de la salud privada, incorporando las mejores técnicas y resultados, incluso en casos graves.
Cuando el Doctor Jorge Villegas, comenzó hace 3 décadas su trayectoria en el tratamiento de pacientes quemados, la sobrevida era de un 30% a nivel nacional, mientras que hoy alcanza un 75%. Su experiencia tratando a adultos en la Posta Central, institución en la que fue Jefe de Servicio entre los años 2005 y 2015, fue trasladada a Indisa desde 2007, acortando la brecha de sobrevida en quemados de la salud pública y privada. Villegas padre modificó en 2005 el protocolo quirúrgico, gracias a ello, hoy la posibilidad de pacientes secuelados es cada vez menor.
Para el Dr. Jorge Villegas, un hito importante que también ha colaborado en mejorar las perspectivas del paciente quemado en Chile, es la incorporación del GES, lo que mejoró sustantivamente la atención en todo el país. “En el año 2000, los titulares de la prensa decían, “Muere paciente quemado en hospital”, mientras que hoy dicen “Lastra sobrevive con un 90% del cuerpo quemado” o “Bombero de Victoria reinicia su rehabilitación”; esos antecedentes son un claro indicador de las renovadas expectativas del paciente quemado en nuestro país”, asegura.
Actualmente, Indisa es el principal centro de referencia para GES en quemaduras de la salud privada, con suficiente experiencia en tratamiento de adultos y niños. Hoy, padre e hijo, Jorge y Sebastián Villegas, son médicos de la Unidad de Quemados de Indisa y miembros de AMCI.
El Dr. Sebastián Villegas, médico cirujano en Indisa y jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital González Cortés, explica que en adultos todavía se miden la sobrevida en quemaduras, pero en niños la tasa de mortalidad global no supera el 2%; por lo tanto, los resultados de toda intervención se dimensionan en las secuelas en los pacientes tratados. Desde 2007 Indisa atiende a adultos con quemaduras y desde 2009 a niños, con un total de 847 pacientes tratados, casuística importante según Villegas hijo, ya que es centro de referencia como tratante de quemados adultos en el sector privado, y su experiencia se enriquece tratando a población pediátrica de igual modo.
“Hace algunos años, los niños eran verdaderamente traumatizados con dolorosas curaciones a lo largo de meses. Los procedimientos a los que son sometidos hoy los niños se realizan bajo anestesia en pabellón, de modo tal que no asocien la experiencia de contacto con el equipo tratante, con un proceso de innecesario dolor”, comenta Villegas hijo. Asimismo, el cambio en este tipo de protocolos, ha permitido que los padres sepan el avance del tratamiento, conozcan los riesgos y oportunidades, y se generen expectativas más reales. “Hoy, gracias a mejores técnicas como es el uso de injertos del cuero cabelludo, tenemos pacientes con cicatrices menos perceptibles y tiempos más breves de recuperación, lo que permite tener un escenario muy optimista, incluso en casos severos”, agrega.
Sebastián explica: “Soy fruto de la escuela de mi padre. A través de él comprendí la incertidumbre que vive toda familia al no saber qué va a pasar con su ser querido. Si bien uno como médico no puede adivinar un resultado, sí podemos y debemos comunicar cuál es el plan de acción. Con los años he entendido que en la medida que se está informado, el padre/madre es un mejor colaborador y apoyo para el tratamiento, y un buen aliado para transmitir esa confianza a su hijo, dado que ambos viven largas horas de tratamientos, incomodidades y preocupaciones”.
INNOVANDO DE CARA AL PACIENTE Y SU FAMILIA
Villegas hijo comenta que muchas veces la información técnica del diagnóstico, las alternativas de tratamiento evaluadas y el progreso de la opción elegida, no son debidamente transmitidas a los padres y mucho menos al paciente pediátrico. Durante su especialización en cirugía pediátrica, Sebastián, quien además tiene como afición el dibujo, hizo un bosquejo de un niño en incubadora inspirado en un paciente de solo 750 gramos; y a partir de ello, creó a Arnol, un personaje quien con los años cobraría vida.
En 2017, se incorporó a Cirupedia, una comunidad médica de cirujanos y pediatras, con alta actividad en redes sociales; que busca transmitir a los equipos clínicos y a familiares de niños hospitalizados, información sobre las patologías y cuadros, alternativas de intervención y objetivos, todo en un lenguaje sencillo y amigable. “Cuando me integré a esta comunidad y me consultaron sobre alguna idea para materializar esta comunicación, busqué los bosquejos de mi personaje Arnol y a partir de ello, creamos con ayuda de mis hijos, una historieta audiovisual que ya se socializa con algunos pacientes y padres, entre ellos los de Indisa”, señala.
Arnol busca educar a la comunidad clínica de las Unidades de Quemados, y transmitir la información médica del mejor modo a padres y niños en tratamiento, disminuyendo el temor y la ansiedad, y construyendo una mayor confianza y adhesión al tratamiento. La historieta ya cuenta con 12 capítulos animados. “La idea era transmitir esta información compleja de forma simple y cercana, en un formato que fuera didáctico y entretenido, para educar y prevenir. Hoy ya es famoso en nuestros equipos de trabajo (comenta entre risas) e incluso fue socializado en el último Congreso de Chileno e Internacional de Quemaduras”, finaliza Sebastián.