“AL AÑO 2030 ESPERAMOS QUE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL MEJORE EL DESEMPEÑO DE LA MEDICINA”

“AL AÑO 2030 ESPERAMOS QUE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL MEJORE EL DESEMPEÑO DE LA MEDICINA”

Dra. Yohana Dugarte, médico en medicAgency, Inc 

“Al año 2030 esperamos que la Inteligencia Artificial mejore el desempeño de la medicina”

La inteligencia artificial llegó para transformar la manera de hacer medicina. A partir de esta premisa, la doctora Yohana Dugarte, médico de medicAgency, Inc. De Venezuela, analizó en un webinar de AMCI, el impacto que han tenidos las TIC`s en el ejercicio de la medicina, más hoy en tiempos de teleasistencia en pandemia.

En la oportunidad, la especialista destacó la capacidad que tienen las máquinas para imitar el comportamiento humano inteligente, un logro que sin duda en varias industrias ha superado al ser humano o ha mejorado la eficiencia y reducidos tiempos y riesgos. Ya en 1943 eventos neuronales y la lógica proposicional daba sus resultados y en 1956 se realizó la primera conferencia sobre Inteligencia Artificial (IA), mostrando su capacidad para distinguir millones de imágenes. El reconocimiento facial es uno de muchos logros que han revolucionado la ciberseguridad y la telemedicina.

“La inteligencia artificial combina el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo, este último involucrando redes neuronales artificiales, y así identifica rasgos en común, los clasifica y es capaz de manejar grandes cantidades de información, superando la capacidad de cualquier cerebro humano. Mientras el cine y la ciencia ficción nos ha atemorizado con la idea de que las máquinas reemplacen al ser humano, lo cierto es que éstas pueden resolver los problemas y destinar al hombre o mujer, a tareas en las que la mente humana es única, ya sea en la innovación, la creatividad o el pensamiento crítico. Las máquinas aprenden a aprender y perfeccionan el desempeño de los humanos, lo que significa un aumento en la esperanza de vida”, explica Dugarte.

La IA y el Internet de las Cosas ya está presente en nuestras vidas. Desde las finanzas, en domótica que permite habilita la robótica y comunica los electrodomésticos, la ciberseguridad, los sensores en automóviles; hasta el eCommerce. Los límites ya o existen y la medicina está en condiciones de incorporar con confianza todos estos avances sobre la lógica de la medicina preventiva, el seguimiento remoto de pacientes crónicos y la telecomunicación.

“En medicina, la IA está aplicada en campos de prevención, diagnóstico, seguimiento, monitoreo de salud y gestión de salud, cuidados crónicos, gestión de personal, expedientes clínicos, administración hospitalaria. En fin, interviene en toda la cadena de atención sanitaria y a su vez, contribuye con datos que permiten hacer una mejor gestión de la ficha clínica de nuestros pacientes”, sostiene.

Para la expositora, la IA es un aporte y la base de uno de los principales paradigmas de razonamiento basado en casos y predictores de riesgo social, permitiendo prever necesidades y reconocer patrones complejos para diagnosticar enfermedades raras, con baja incidencia, lo que implica un subdiagnóstico. “Imaginen todo lo que podríamos hacer si construyéramos un catálogo con todas las manifestaciones posibles de una lesión cutánea sumada a otros factores y cómo un sistema informático podría asociar algoritmos para dar una respuesta a cualquier médico en el mundo”, añadió Dugarte.

La FDA aprobó sistema la IA como diagnóstico médico autónomo (Watson) y en 2020 se estrenó el primer software en el mercado, con un ultrasonido cardiaco utilizado por personal no entrenado. Los resultados son muy alentadores y solo en cáncer de mama fue con un 83% de precisión, siendo ya utilizado por laboratorios de prestigio como Pfizer, Roche, Merck y Novartis.

Por su parte, Soft ayuda a encontrar conexiones entre datos farmacológicos, priorizando en la base de datos. Dugarte señala que este sistema hace cosas que los humanos no pueden hacer y viceversa, mientras que en Europa, Babylon healthservice entrega asesoría médica online combinando chatbot médicos con médicos profesionales reales. “Este sistema hace evaluaciones de salud, entrega consejos de tratamiento y videoconferencias, cuenta con sistema de reconocimiento de voz integrado con imágenes y es capaz de identificar personas”. Del mismo modo, Vocalis health es un sistema capaz de medir cantidad de decibeles y hacer un diagnóstico en base a sintomatología respiratoria.

Yohana Dugarte concluyó que hacia el año 2030 esperamos una mayor productividad en la enseñanza personalizada, mejor atención a pacientes, diagnósticos más precisos y automatización en las decisiones empresarial. La clave está en usar de forma inteligente la IA y mantener al ser humano en el centro de nuestro quehacer, optimizando resultados y antecediendo riesgos.

Revive este webinar en: https://event.webinarjam.com/replay/189/krnvxtqlf20iorbg4p