"LA TELEMEDICINA ES UNA HERRAMIENTA QUE PERMITE ESTAR CERCA DEL PACIENTE A PESAR DE LAS CONTINGENCIAS ADVERSAS"

"LA TELEMEDICINA ES UNA HERRAMIENTA QUE PERMITE ESTAR CERCA DEL PACIENTE A PESAR DE LAS CONTINGENCIAS ADVERSAS"

 

Con apoyo de la Fundación Medicina y Educación Solidaria de la Agrupación de Médicos de Clínica Indisa, hace dos meses se impulsa un proyecto de telemedicina en Indisa, para entregar orientación médica remota en ciertas especialidades y evitar así la concurrencia innecesaria a centros asistenciales, contribuyendo a reducir los riesgos de contagio y descomprimiendo los servicios de urgencia.

 

Contrariamente a lo que se suele pensar, la Telemedicina es un concepto bastante antiguo. Hace más de 20 años se acuñaba en distintas especialidades, siendo una ventajosa herramienta para zonas aisladas en las que no se disponía de especialistas y/o subespecialistas, o para la interpretación radiológica, ayudando a cerrar brechas y llegar con una medicina de calidad y oportuna a más lugares. En medio de la actual pandemia, sin duda cobra protagonismo para apoyar aquellas ramas de la salud no respiratorias asociadas a la emergencia sanitaria.

La Fundación Medicina y Educación Solidaria de la Agrupación de Médicos de Clínica INDISA (AMCI), comprendiendo este contexto nacional y contribuyendo a disminuir los riesgos innecesarios de infección, comenzó hace un tiempo un trabajo para facilitar la telemedicina en aquellas especialidades en que ésta puede ayudar a descomprimir el sistema y orientar a los pacientes sin la necesidad de que concurran físicamente a un centro médico.

“El siglo XXI se está transformando en una carretera vertiginosa para implementar nuevas  tecnologías, nuevas tendencias y nuevos formatos para la medicina. La llegada de la telemedicina, primero como complemento y ahora como una nueva vía propia de relación y conexión con nuestros pacientes, son imperativos para seguir avanzando en el ejercicio de la medicina”, asegura el Dr. Marcelo Acevedo, presidente de la Fundación Medicina y Educación Solidaria de AMCI. En este sentido, el traumatólogo señala que la telemedicina llegó para quedarse y nuestra Fundación está absolutamente comprometida en apoyar iniciativas que van en beneficio de los pacientes y de nuestros médicos.

El Dr. Ricardo Olguín, cirujano vascular y endovascular de Clínica INDISA, ampliamente familiarizado con las tecnologías y redes sociales como herramienta complementaria en la difusión de información para pacientes, incluso a través de su propio sitio web, es uno de los representantes de esta generación de médicos de INDISA que busca potenciar las plataformas digitales en este periodo de pandemia. “La telemedicina es una herramienta que permite estar cerca del paciente a pesar de las contingencias adversas. Debemos apoyar todo aquello que vaya en beneficio de una medicina moderna y adaptada a las necesidades de todos. Hemos puesto nuestro esfuerzo y apoyo en su implementación en Clínica INDISA, sabiendo que no será sencillo porque implica un cambio cultural y un proceso de adaptación en que tanto pacientes como médico debemos aprender, pero debemos impulsarla para que todos puedan acceder a ella”, explica el especialista. En la iniciativa de telemedicina destacan los doctores Ivar Vidal (urólogo), Patricio Tabilo (otorrino) y Patricio Cabané (cirujano de cabeza y cuello, doctorado en ciencias médicas).

El proyecto de implementación de la telemedicina  será apoyado mediante las plataformas dispuestas por la AMCI, a través de su brazo ejecutor de la Fundación Medicina y Educación Solidaria; y si bien implica nuevas conductas asociadas a la atención remota, ambos especialistas coinciden en que no será el reemplazo de la medicina presencial. Olguín puntualiza que: “se trata de una vía alternativa y complementaria a la consulta habitual y no tenemos duda que será una gran herramienta de ayuda para tiempos como los actuales, en que existen riesgos mayores en el entorno físico o restricciones de circulación”.

Por cerca de dos meses trabajan en la solución de sistemas digitales, desde registro de datos y acceso, lo que de seguro implicará una fase de marcha blanca. Hay especialidades que no son compatibles con esta plataforma como ginecología y urología, pero muchas otras sí lo son. “Lo importante es acompañar y orientar al paciente de forma remota y ayudar a decidir su concurrencia a un centro de salud solo cuando sea estrictamente necesario e impostergable. El énfasis está en construir una buena historia clínica y dar tranquilidad al paciente. Adicionalmente, la telemedicina es una herramienta que permite descongestionar los servicios de urgencia, sobre todo en la actual contingencia”, sostiene Olguín.

Los interesados en sumarse al proyecto de Telemedicina INDISA, favor comunicarse con las oficinas de AMCI.