Aquí hay trabajo para todos. Si la clínica crece, nosotros también

Egresado de la Universidad de Chile en 1954, este gastroenterólogo señala como cuna de su formación el Hospital J.J. Aguirre. Comenta que en este establecimiento se realizaba un internado con cátedras de medicina, otorgando mucha proyección a las subespecialidades que se desarrollaban a gran velocidad entonces, como cardiología y gastroenterología. Así, se crearon departamentos de ambas disciplinas, potenciando la investigación, la gran pasión que motivó al doctor Palma por aquellos años.
dr-palma
Si bien Palma trabajó en este hospital hasta 1983, hubo una pausa entre los años 1961 y 1963, tiempo en que realizó una beca en Boston, Estados Unidos. “Fue una experiencia muy buena y lo cierto que en lo clínico no había mucha diferencia con la gastroenterología chilena, lo que sí fue un gran aprendizaje fue sobre investigación clínica; lo que finalmente me cautivó y hasta hoy me apasiona, dedicándome por entero a trastornos funcionales del intestino”, comenta.
Entre los años 1978 y 1981, también tuvo la oportunidad de trabajar en Paris, donde en un entorno que califica como “cautivante”, pudo aprender de la disciplina de la metodología francesa y un análisis exhaustivo desde distintas perspectivas, un sello que hasta hoy atesora en su conocimiento.
Más tarde, el doctor Palma trabajó en nuestro país en Clínica Las Condes y en Indisa. En esta última trabaja de forma exclusiva hasta hoy. “Me encantó desde un principio trabajar en Indisa, dado que tenemos una interacción humana y profesional muy satisfactoria, con endoscopía de rutina y terapéutica, radiólogos y cirujanos”.
En cuanto a su participación en AMCI, explica que en todo lugar en el que ha trabajado, ha sido indispensable para él participar en sus agrupaciones gremiales y ahora más que nunca, ya que –en su opinión- el modelo de atención médica ha cambiado y se requiere de un buen diálogo con la empresa que ampara nuestra labor, de forma de gestionar acuerdos productivos. Y enfatiza que AMCI “no es un simple sindicato”, va mucha más allá de eso. Respecto del futuro de la Agrupación de Médicos, añade: “Me parece estupendo el salto hacia Sociedad Anónima, y el impulso con nuevos bríos de la investigación, ya que sin duda eso abrirá nuevos horizontes para la Clínica y sus médicos. También veo con buenos ojos este nuevo sistema de gestión de consultas y es que toda Clínica debe fidelizar a sus médicos y ojalá los nuestros, comprendan que lo ideal es construir staff y no médicos itinerantes en función de horas. Aquí hay trabajo para todos y si la Clínica crece, nosotros también lo haremos”.
En 2016, Palma aumentará su tiempo de consulta en Indisa y se mantendrá activo en su grupo investigador del J.J. Aguirre; construyendo conocimiento para la Gastroenterología Chilena.